magnify
formats

Top 5 problemas en e-commerce, no todo son ventajas

Si bien es cierto que el comercio electrónico puede ser una excelente forma de impulsar un negocio, existen también algunas adversidades a considerar. A continuación, te presentamos los cinco problemas en e-commerce más comunes a los que se debe hacer frente, y te recomendamos algunos consejos para que sepas combatirlos.

Las amenazas cibernéticas son cada vez más comunes. Existe un tipo de ataque que se llama phishing —que sufren principalmente los bancos— que consiste en la adquisición de forma fraudulenta de información confidencial de los clientes. Para lograrlo, deben hacer una suplantación de identidad. Ya se han producido varios casos de este tipo y ante ello, tanto los clientes como las bancas deben saber qué hacer.

Asimismo, en los negocios online, los ataques están empezando a ser más frecuentes. Para evitar los fraudes es importante notificar a la entidad financiera o proveedor de servicios de pago cada vez que se tenga conocimiento de una amenaza. En estos casos, la responsabilidad es compartida ya que no existe una norma que establezca con precisión cuáles son las medidas mínimas en seguridad de comercios online. Los tipos más comunes de problemas en e-commerce son:

1. Scam: es un virus que solicita dinero a pequeñas empresas engañando con falsas promociones de viajes o loterías.

2. Keylogger: busca recoger, guardar y enviar las acciones que realiza el usuario generando URL falsas para obtener los datos de las pymes, suplantar su identidad y usurpar sus cuentas.

3. Exploit: otro virus que se aprovecha de diversos fallos de seguridad en las tiendas online y tiene como finalidad acceder a los equipos informáticos. En estos casos, los problemas para el e-commerce pueden ser muchos ya que toda la información confidencial del negocio corre peligro. Algo parecido a esto es el llamado back door, que funciona abriendo las puertas traseras de los ordenadores para tomar el control de los sistemas que pueden estar afectados.

4. Bot: es un programa que al estar instalado en el ordenador consigue controlarlo de manera remota. Es decir, desde otro ordenador, es posible acceder al ordenador del negocio, para poder obtener información de valor o para extraer datos o efectuar sustracciones de dinero.

5. ATP: se han visto varios casos de chantaje, ya sea político o con fines de negocio. A este tipo de ataques se les llama ATP y consisten en infiltrarse en los sistemas de seguridad de los equipos para poder controlarlos y monitorizarlos. De esta forma, se consigue extraer datos de manera continuada en el tiempo y con ellos se puede proceder a la extorsión. Esto suele darse en negocios online de gran envergadura o que trabajan con información de carácter sensible.

Cómo evitar problemas en e-commerce

Los peligros en la web son bastante variados y de diversos tipos. Las infecciones más comunes son aquellas de ingeniería social como las que hemos comentado previamente. Sin embargo, existen otros tipos de ataques que pueden alcanzar números grandes y miles de máquinas infectadas. Actualmente los hackers tienen la única motivación de ganar dinero y cada día se profesionalizan más en sus actividades. Para conseguir sus objetivos pueden vender información a otros hackers, infectar máquinas con adware (virus malware de publicidad) o enviar spam bajo pedido. Existen muchos métodos para monetizar y por este motivo, todos los negocios online deben conocer las técnicas que sigan los hackers para poder protegerse de las amenazas.

Existen varias reglas que se deben respetar. En primer lugar, los sistemas operativos deben estar actualizados para evitar infecciones. Además, es importante navegar con cuidado, evitar algunos sitios que puedan ser medios de transmisión de infecciones y tener cuidado con las redes IRC. Entre otras cosas, dentro de la empresa todos los programas de seguridad deben estar actualizados para que puedan tener eficacia. Es importante también tener en cuenta cuáles son las limitaciones de los programas de seguridad y realizar con cierta frecuencia inspecciones de seguridad en la web. De cara al cliente, es imprescindible que todo el proceso de pasarela de pagos sea revisado constantemente y refleje confianza y seguridad. Recuerda que, si el negocio online no es seguro, además de perder clientes y reducir la reputación de la empresa, es posible caer en problemas legales que te harían perder dinero y tiempo. Es mejor prevenir, que curar.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10
CLOSE
CLOSE