magnify
formats

Pasos para crear tu estrategia de marketing internacional

Con la globalización y las nuevas tecnologías, el marketing internacional ha tomado un lugar protagonista en las estrategias empresariales. Para empezar, debemos entender que, al entrar a un mercado ampliado, existe mayor posibilidades de ser eficientes en la utilización de cursos, lo que también indica mayor competitividad y niveles de productividad superiores. Ahora bien, lograrlo a nivel de marketing internacional, no es tan fácil.

Marketing internacional: paso a paso

1. Uno de los errores más comunes en las estrategias de marketing internacional, deriva de la falta de conocimiento del mercado de destino. Por ese motivo, es absolutamente necesario invertir una buena partida de presupuesto en conocer a qué tipo de mercado estamos entrando, conocer en profundidad sus particularidades, costumbres y usanzas, para poder saber luego si es conveniente en realidad la entrada de la marca en dicho ámbito y de qué manera se podría hacer bien. Además, hay que conocer qué estrategias de marketing funcionan mejor allí.

En casos de ingreso a mercados lejanos, pensemos por ejemplo, en el mercado latinoamericano para una empresa europea, hay que evaluar bien por dónde empezar ya que esta entrada puede abrir las puertas a nuevas oportunidades y a otros países y, en cambio, si la estrategia no funciona, puede manchar un camino prometedor en la nueva región.

2. Buscar impulsores es un paso interesante. Por ejemplo, podríamos hablar de impulsores gubernamentales, es decir, leyes que reducen barreras arancelarias, nuevas uniones políticas que favorecen el ingreso de tu producto en dicho sector, la creación de bloques  comerciales, economías estatizadas que se abren a la privatización y por tanto necesitan nueva fuerza empresarial, etc. Así también, existen los impulsores competitivos, por ejemplo, cuando se produce aumento continuo del volumen del comercio mundial o la conversión de más países en campos de batalla competitivos y ante ello, empiezan a aparecer de nuevo competidores resueltos a volverse globales o nuevas  compañías que se globalizan en vez de mantenerse centradas. Así, también se abren posibilidades estratégicas para colaboraciones de marketing internacional.

3. El tercer paso dentro de la estrategia de marketing internacional, es revisar los objetivos y quedarnos con uno o dos que sean realmente accionables. A menudo podemos ver como las empresas se acercan los mercados sin tener objetivos que realmente puedan ser articulados fuera de su país de origen, es decir, que no se puede medir bien o que es sencillamente inalcanzable. También por este motivo resulta de gran ayuda la fase previa de estudio de mercado para tener una comprensión real de las condiciones del mercado al que se quiera acceder, saber cómo funciona la distribución en él, quienes son los actores principales, qué precios manejan, etc.

4. Preparar la entrada en el mercado será el cuarto paso. Una vez se tienen claras las condiciones del mercado, y se ha realizado un análisis competitivo profundo, se debe intentar buscar cuál es la estrategia de marketing internacional más adecuada para la entrada en el mercado. Llegados aquí, es importante preguntarnos qué tipo de apoyo necesitará nuestro departamento comercial, de qué forma se venderá, si existen otras empresas que puedan cooperar con la entrada en el mercado y que perfiles de marketing colaborar con nosotros. A nivel publicitario, la entrada al mercado deberá ser bien estudiada y en muchos casos para hacerlo bien, conviene confiar en alguna empresa local dedicada a ello y que tenga conocimientos amplios del mercado local.

Se pueden elegir varios tipos de estrategia de marketing internacional, dependiendo de la estrategia de negocio que se quiera llevar a cabo. Es posible por ejemplo, seguir una estrategia multinacional, por medio de la cual, la estrategia se va creando país por país de manera independiente.  También es posible seguir una estrategia global de bajo coste donde la estrategia se basa en un partnership con una compañía local o proveedor de bajo coste. Otra modalidad consiste en seguir una estrategia global de diferenciación donde la compañía diferencia sus productos y servicios para crear una imagen y un tema competitivo que sea uniforme en todo el mundo, coordinando entre los países para lograr una diferenciación compartida. Y finalmente se puede seguir una estrategia de enfoque donde se intenta servir al mismo nicho de mercado identificable en cada uno de los muchos mercados de los países que estratégicamente resultan relevantes. Esto definirá con mayor claridad el marketing internacional.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10
CLOSE
CLOSE