magnify
formats

El marketing de contenidos

El marketing de contenidos, es un conjunto de acciones que forman parte de lo que llamamos Inbound Marketing. El Inbound Marketing hace referencia a las acciones enfocadas a atraer a las personas de una manera poco agresiva. Estas novedosas formas de conectar con los usuarios se han llegado a convertir en las principales técnicas de acción en Marketing, tanto en grandes como en pequeñas empresas. En su auge tiene mucho que ver el Internet, cuyos conceptos facilitan su crecimiento. En Internet, por ejemplo, se consumen contenidos de una manera diferente, el usuario que ve una página web, es bastante probable que a la vez esté viendo otras cuantas más. Si está leyendo un artículo, es probable que tenga varios anuncios alrededor y ni qué decir de los impactos al navegar en redes sociales. Por tanto, la comunicación comercial que se difunde a través de Internet debe esforzarse por atraer de una manera mucho más potente y quizás no tan “publicitaria” de la manera en la que se venía haciendo hasta hace poco. El Inbound Marketing se basa en el conocimiento profundo de las inquietudes, deseos y necesidades de los posibles clientes por nichos de mercado. A partir de ese conocimiento a manera de insights, se generan los contenidos con un tono no tan publicitario, sino más bien, útil.

Los contenidos que se incluyen dentro de una estrategia de marketing de contenidos son, por tanto o deberían ser pensados para las personas que los van a consumir. Deben cumplir con las cláusulas del buen contenido: ser atractivo, ser útil y ser relevante. Ser atractivo se refiere a que el contenido debe ser entregado en las formas correctas, utilizando el lenguaje correcto y haciendo uso del conocimiento que se tenga del receptor para darle algo que le agrade. Ser útil, por su parte, hace alusión al hecho de aportar únicamente contenidos que puedan servir de algo a la persona que los consume; los anuncios faltos de utilidad quedan fuera de juego y se reemplazan por contenidos con más fondo. En cuanto a la frase “ser relevantes” se refiere a que los contenidos que se difundan deben ser importantes para el target. Cada comunicación es bien estudiada y sólo se publica aquello que se sabe a ciencia cierta que va a ser importante de consumir por el usuario.

Beneficios del marketing de contenido

El content marketing tiene muchos beneficios para las marcas, no por nada ya son un 80% las empresas que aplican esfuerzos a consolidar una estrategia de contenido en sus departamentos de comunicación. Entre los principales beneficios de esta estrategia, se pueden nombrar los siguientes puntos:

  • Mejora del Posicionamiento SEO. Actualmente es muy importante que las empresas tengan un buen posicionamiento orgánico en los buscadores, sobre todo en google, el mayor buscador del mundo. Es importante que la estrategia de contenidos esté en consonancia con la estrategia de posicionamiento. Los objetivos de posicionamiento de SEO deben marcar los keywords a resaltar en los contenidos editoriales, a indicar en las descripciones de las imágenes y vídeos que se suban a la web, etc. Todo el contenido debe mantener un mismo objetivo para poder subir en posicionamiento. Vale la pena resaltar también que los buscadores penalizan ciertas acciones relacionadas al contenido. Por ejemplo, si se sube contenido duplicado o copiado, se baja en posicionamiento, en cambio, si se incluye contenido interesante, único y original, se mejora la posición de la web de la marca frente a otras webs de la competencia. Esto facilita que los usuarios encuentren nuestra web, posibilitando así el crecimiento en términos de branding y cómo no, en las ventas potenciales que, al tener un mayor alcance, es muy seguro que aumenten. De hecho el 88% de los marketers indica que el crecimiento de sus visitantes únicos es resultado de una correcta estrategia de contenidos. De la misma manera, los blogs contribuyen a aumentar la relevancia online aportando un 97% de links más y un 434% incremento de páginas indexadas.

 

  • Refuerza la lealtad de marca: El contenido, cuando cumple con los criterios de calidad antes mencionados, puede ser el mejor aliado para aumentar la lealtad de marca. Una persona es leal a una marca cuando ésta le aporta algo que para esta persona es importante. El 90% de las personas valora el nivel de calidad del contenido que las marcas les aportan. El 61% de los consumidores está más dispuesto a comprar los productos de una marca que le ofrece calidad en el contenido ya que esto le ayuda a generar confianza. Por otro lado, el 70% de los usuarios prefiere (sin duda) el consumo de contenido que realmente les interese al consumo de publicidad, normalmente intrusiva. Uno de los principales activos dentro del marketing de contenidos es el blog. Este tipo de espacio, donde regularmente se puede postear información de valor para los seguidores, es un método de creación de lealtad, ya que, si el contenido es verdaderamente interesante para el usuario que lo consume, éste va a volver a visitarlo. En Internet, el criterio básico para la medición de la efectividad de los contenidos es la recurrencia; cuando un visitante se convierte en un visitante recurrente de la web de la maca, sin duda se ha logrado la ansiada lealtad.

 

  • Más viralidad: Si bien la viralidad no es un objetivo en sí mismo pues no se puede saber qué va a convertirse en viral y qué no, es más fácil de conseguir a través de un contenido único. Cuando el contenido creado logra captar la atención y es relevante para el usuario, éste normalmente lo desea compartir. Sea cual sea la motivación detrás del acto de compartir, para la marca muy importante lograr que esto suceda porque el espectro de alcance se amplifica notablemente. Son muchos los casos de empresas de distintos sectores que a través de contenidos (especialmente audiovisuales) han logrado generar viralidad en internet, alcanzando así un gran número de personas. Esto ayuda a que la inversión en marketing se rentabilice de manera rápida y se consiga que la marca tenga una imagen mucho más positiva.

Tal como ya comentábamos en un artículo anterior, una de las técnicas más usadas para el marketing de contenidos es la del Content Curator, te recomendamos que leas el artículo si quieres saber más sobre este punto.

¿Cómo debe ser el contenido?

Una de las frases más comunes en la creación de contenido es “No me hagas pensar”. Hace referencia a la necesidad de ser simples cuando se trabaja en comunicación en internet. Una de las recomendaciones básicas aplicadas a partir de esta frase es evitar el uso de titulares demasiado largos. La idea es que el contenido sea poco confuso y que no genere dificultad para el lector, ya que esto a veces puede desanimar. Una vez que el usuario ha empezado a consumir un contenido, es importante que no deje de hacerlo, que no se sienta cansado o confuso. No me hagas pensar también se refiere a la facilidad de compartir el contenido. Es una regla de oro en la que intervienen las áreas de diseño, posicionamiento, etc.

Por otro lado, el contenido que se publique debe dejar claro desde un inicio cuáles son los beneficios que el consumo del contenido puede traer para las personas. El hecho de ser directos en la redacción o el conocido “storytelling” pasa por ser claro en la redacción (independientemente del estilo a utilizar, si es más formal o no, etc.) y no olvidar el priorizar la utilidad que se aporta por encima de los fines comerciales que puede tener. Es importante recordar una segunda frase que se puede aplicar para la creación de contenido: “Menos es más”. A veces, es mejor simplificar. En internet, el tipo de consumo es muy distinto al que por ejemplo puede tener una persona que lee una revista en un avión. Dependiendo del dispositivo desde el que se consuma, el contenido de Internet es siempre más propenso a ser interrumpido y por ello, debe intentar ser breve y poco denso.

En tercer lugar, es necesario que este contenido sea siempre realista. La tercera frase que debe ser guía de la creación de contenido de calidad dentro de la estrategia de contenido de una marca, es “Sé real”. Utilizar titulares que ofrezcan promesas difíciles de cumplir es un error muy grave para las marcas porque aminoran la confianza y se perciben como sobredimensionadas, falsas o exageradas. Un ejemplo podría ser “Conoce el método definitivo para ser millonario”. Este tipo de detalles y exageraciones no son bien recibidos por los lectores y finalmente, terminan convirtiéndose en enemigos de la estrategia. Es mejor ser transparentes y ofrecer lo que se pueda a los usuarios. En el marketing de contenidos actual es más valioso ser reales que usar los típicos “engaños” de la publicidad convencional. Los resultados de esta transparencia en la comunicación comercial, serán muy grandes.

Se estima que las empresas ya invierten un 25% del presupuesto de marketing a la estrategia de contenidos por lo que se entiende que esta tendencia ha llegado para quedarse.

Si te interesa el marketing de contenidos y deseas aprender más sobre las estrategias de marketing digital internacional, puedes ampliar tu formación con el curso marketing digital de EducaciOnline.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10
CLOSE
CLOSE